siga con nosotros
Made in Italy

7 Platos Italianos que, en realidad, no son Italianos

Sábado, 5 abril 2014

Las recetas italianas han conseguido conquistar los paladares de numerosas personas alrededor del mundo. Desde la pasta hasta la pizza, todas se han hecho un hueco en muchas cocinas y restaurantes. Pero la “cocina de autor” también se deja notar y, en realidad, gran parte de las comidas que consideramos italianas no lo son. Es más, los italianos las consideran auténticos sacrilegios.

imitaciones platos italianos(foto: Jhazmine Ver)

En primer lugar, algo tan común como la pizza tropical. En Italia encontrarás pizzas de mozzarella, de atún, de salchichas… pero, ¿piña? Si se te ocurre preguntar por ella en algún restaurante del país, no pierdas detalle de la cara que se le quedará a tu interlocutor.

Seguimos con la salsa carbonara. En realidad, ésta sí es una salsa italiana, aunque la idea de añadir nata es cosa nuestra. La verdadera carbonara se compone de bacon, cebolla y huevo, además de un poco de pimienta y parmesano.

En tercera posición tenemos el pan con ajo, entrante habitual en numerosas pizzerías de todo el mundo. Una vez tenemos que admitir que esta idea no es en absoluto italiana… y difícilmente allí podrás comer esto antes de la comida principal.

De nuevo volvemos a nombrar a la pizza, pues se nos hace cuanto menos simpático el hecho de que una pizza con pepperoni sea aquí considerada una pizza con algo similar al salchichón. Peperone significa pimiento en italiano, así que si pides una de estas no te sorprendas cuando no haya ni rastro de carne en tu porción.

Llega el turno de las bebidas. Si bien es cierto que el cappuccino se ha hecho mundialmente famoso debido a grandes cadenas de cafetería, los italianos sólo lo consumen para desayunar. Ni hablar de una gran taza de café con leche después de comer. Aquí, lo apropiado es beber un espresso.

Casi llegando al final nos encontramos con otro auténtico crimen de la cocina italiana. Los espaguetis a la boloñesa. Esta salsa preparada a base de carne y tomate se consume con tagliatelle, otro tipo diferente de pasta.

Y, por último, un clásico de los embutidos: la mortadella. En Italia, la auténtica mortadella proviene de Bolonia y no de Sicilia, tal y como siempre hemos pensado… ¡y nunca jamás lleva aceitunas!

Si con esta lista de “falsas comidas italianas” a ti también te han entrado ganas de probar los auténticos platos de esta cocina, nada mejor que hacerlo en los hoteles con encanto en Florencia, donde cocineros nativos te deleitarán con una gastronomía tan deliciosa como tradicional.

Compartir este artículo::



Dejar un comentario

 (necesario)
 (no será publicado) (necesario)

¿Por qué estamos pidiendo esto?

destino