siga con nosotros
Curiosidades

Limpieza del Coliseo- Historia de una restauración

Viernes, 1 agosto 2014

El Coliseo, el emblema de la ciudad eterna y, posiblemente, uno de los monumentos más conocidos y admirados del mundo, se encuentra en la actualidad bajo un proceso de restauración que quiere devolvérnoslo con todo el esplendor que tuvo en épocas pasadas, cuando los césares presidian los espectáculos y el edificio era el centro de uno de los mayores imperios de la historia. Pero para ello las técnicas utilizadas son muchas y muy variadas y aquí queremos explicarte algunas de ellas.

restauración del coliseo roma

En primer lugar hay que hacer mención al tráfico que, como muchos viajeros saben, en Roma es especialmente intenso. Hasta hace no mucho el tráfico alrededor del monumento era muy intenso, baste señalar que alrededor de 3400 vehículos cada hora pasaban cerca de él. Sin embargo, desde agosto de 2013, los alrededores del Coliseo se han peatonalizado, lo que ha ahorrado a la piedra el desgaste producido por la contaminación y ha servido para embellecer sus alrededores.

Además, la suciedad que generaba el humo de los motores se ha acumulado en distintas partes de la roca y los mármoles que forman el edificio, por lo que las acciones de restauración han tenido que empezar por una más que necesaria tarea de limpieza. Para imaginar lo minucioso de la tarea basta con imaginar que algunos de los mármoles más preciosos han sido limpiados con cepillos de dientes, una auténtica tarea de paciencia que, sin ninguna duda, bien merece este monumento.

Además de ello, la limpieza se realiza solamente con agua, dejando de lado cualquier producto químico que pudiese alterar en lo más mínimo la piedra travertina de la que está hecho el Coliseo. Así, los delicados y minuciosos trabajos de limpieza durarán alrededor de cinco años en los que el edificio recuperará todo su esplendor perdido a causa de la suciedad y la contaminación.

¿Qué nos va a devolver la limpieza y restauración del Coliseo? Pues antes que nada, su color original que recuerda al dorado del oro, un espectáculo que la contaminación mantiene oculto y que se debe al color natural de la piedra con que está hecho. Así, podremos disfrutar del Coliseo en todo su esplendor dentro de muy poco para sentirnos, cada vez que lo visitemos, como auténticos emperadores de Roma.

Etiquetas: 

Compartir este artículo::



Dejar un comentario

 (necesario)
 (no será publicado) (necesario)

¿Por qué estamos pidiendo esto?

destino