siga con nosotros
Made in Italy

Limoncello: El licor más popular de Italia

Sábado, 26 julio 2014

La isla de Ischia es la isla más grande del archipiélago napolitano localizada en el mar Tirreno, en la entrada del golfo Napolitano, en la región de Campania. Su bebida más tradicional y típica por excelencia es el Limoncello, obtenido tras la maceración del alcohol combinado con el limón o algún otro tipo de cítrico.

Limoncello

Uno de los principales atractivos de esta isla que combina el origen volcánico con las tonalidades verdes de su vegetación es la belleza de sus solitarias playas y la calidad de sus áreas termales. El alquiler de una bicicleta es la mejor manera de conocer la isla cómodamente. Los hoteles con spa en Ischia son un un gran reclamo turístico explotando al máximo su gran tradición en aguas termales.

La bebida por excelencia de la región de Ischia es el Limoncello. Es un licor tradicional cuyo origen no tiene una fecha exacta siendo el resultado de las tradiciones centenarias que pasan de generación en generación siendo la región de Campania un lugar excelente para la producción de ricos y sabrosos limones, ingrediente principal de esta excelente y refrescante bebida. De la maceración de las hierbas y los frutos de la región se obtienen las propiedades necesarias para preparar el mejor Limoncello. El mejor Limoncello consta de agua, alcohol, azúcar y el aroma extraído del fruto macerado, siendo el limón el ingrediente por excelencia de este licor. La mejor forma de tomarlo es muy frío o del tiempo. Actualmente también se utiliza para aromatizar postres y gelatinas caseras.

Para preparar un buen Limoncello en primer lugar debemos lavar los limones utilizando un cepillo bajo el agua y pelarlos con un pelador o un cuchillo con filo sacando toda la cáscara.
Por otro lado pondremos en una botella de cuello ancho el alcohol y en ella colocaremos la cáscara del limón, reservando en lugar fresco y oscuro por una semana tapando bien la botella. Pasada la semana prepararemos el almíbar en una olla con agua y azúcar en ebullición lentamente. Posteriormente dejaremos que enfríe mezclando el alcohol con el almíbar y dejando atrás la cáscara con un colador, un filtro de café es ideal para esta acción. Una vez mezclado estará listo para envasar y reposar durante 15 días aproximadamente. Recordamos que el Limoncello debe servirse muy frío para degustarlo de forma óptima, debiendo guardarlos siempre en el congelador sin riesgo de que se congele por el alcohol que posee. Es ideal para tomarlo presenciando un atardecer bien por medio de chupitos o en un cóctel elaborado y original.

Etiquetas: 

Compartir este artículo::



Dejar un comentario

 (necesario)
 (no será publicado) (necesario)

¿Por qué estamos pidiendo esto?

destino